Mi experiencia con ASOLO

Seguramente les pasó que tienen que comprarse botas para hacer trekking y si buscan algo un poco mejor o más técnico, las opciones que llegan a Argentina son bastante reducidas. Entonces no solo terminamos pagando mucho más de lo pensado sino que tenemos que comprar “lo que hay” y no lo que quisiéramos. Dentro de las reducidas opciones me habían recomendado las botas para trekking de Asolo. Compré mi primer par después de buscar mucho en Buenos Aires y me duraron 9 años.

Pasamos por mallines y turbas, por nieve, por lluvia, por senderos nada bien mantenidos y pedreros. Vadeamos ríos (y varias veces terminamos con el pie en el agua).

EQP_IMG_4840 EQP_P1020500

Puedo destacar 3 cosas positivas de estas botas: el buen calce anatómico para el pie (nunca una ampolla), buen agarre en todas las superficies por las que pasé y la impermeabilidad.

También es importante usar buenas medias, es decir que calcen bien con el tamaño del pie y que se ajusten bien en el empeine, para evitar dobleces que pueden quedar cuando nos ponemos la bota y que luego de algunas horas de caminata pueden generar las tan inoportunas ampollas.

Respecto a la impermeabilidad (con Goretex) , siempre pensé que se trataba más de un tema de marketing, pero en varias ocasiones pude comprobar su efectividad, especialmente cuando pasé por turbales en Ushuaia y el pie quedó enterrado hasta el tobillo varias veces, o cuando pasé por alguna nevada. El pie siempre quedó seco. Con el tiempo y supongo que debido al uso, empezaron a tener una pequeña filtración a la altura del dedo meñique, ahí donde se dobla el calzado con cada paso. Imagino que en esa línea la tela con Goretex debe rajarse por la fricción misma del caminar. No creo que eso pueda evitarse.

Pero, como todo producto, tienen una vida útil (por más que nos duela el bolsillo, no son eternas). En estas vacaciones en Bariloche (marzo 2016) dieron sus últimos pasos. Se me desprendió la suela de ambas botas desde el talón hacia adelante.

EQP_DSC02033
Como justo estábamos bajando del refugio Jacob x Casalata y estábamos a mitad de camino, las enmendamos como pudimos para poder seguir. Atamos parte de la suela con un hilo grueso que teníamos para no “chancletearla” y poder caminar un poco mejor.

EQP_DSC01967

Resistieron hasta el final de la caminata.
Ya es hora de buscarles un relevo y la verdad que voy a volver a elegir esta  marca.

Relato: Karina

Relato: Karina

Comments

comments

Comments are closed.