Sur de Neuquén y ascenso Volcán Lanin

Sur de Neuquén y P. N. Lanin – Enero 2006

 

Este viaje lo hicimos en auto desde Buenos Aires, ya que la idea era recorrer la zona de los lagos del sur de Neuquén, terminando en el Parque Nacional Lanin, dónde habíamos contratado un ascenso guiado al volcán.

El primer día salimos de Buenos Aires a eso de las 9 de la mañana. Cruzamos la provincia de La Pampa por lo que llaman “la ruta del desierto”. Y hace honor a su nombre: es árido, muy caluroso (el termómetro del auto marcaba más de 40 grados C), muy poco habitado, y la ruta es una línea recta que parece perderse en el infinito. Constantemente hay carteles llamando la atención sobre el cansancio que genera tanta monotonía, recomendando parar cada tanto para despabilarse. Un dato importante: llevar siempre bebida y algo de comida, ya que los pueblos están muy espaciados y posiblemente el hambre aparezca justo cuando no hay nada donde comprar. A última hora de la tarde llegamos a la localidad 25 de Mayo, donde pasamos la noche acampando en el jardín de un club porque no había lugar en los pocos hoteles de ese pueblo.

Al día siguiente seguimos hasta Villa Pehuenia, pueblo cabecera del lago Aluminé. Yendo por la ruta 151 de 25 de Mayo hasta la ciudad de Neuquén, el paisaje sigue siendo árido y desde la ruta se veían los trabajos de los pozos petroleros. Saliendo de la ciudad de Neuquén tomamos la ruta 22 que pasa por Zapala. En este tramo predominan los valles cultivados con árboles frutales. Un rato antes de llegar a Villa Pehuenia van apareciendo bosques de Pehuenes (araucaria araucana). Villa Pehuenia es un pequeño pueblo a orillas del lago Aluminé, muy pintoresco, con muchas cabañas (después nos enteramos que tiene un código de construcción edilicio que debe ser respetado si se quiere construir algo allá), con aire a típico pueblo de montaña. Es muy frecuentado por los habitantes de la ciudad de Neuquén. Aquí acampamos en el Camping Lagrimitas, a orillas del lago.  Las playas del lago invitan a quedarse tanto de día como de noche.

Lago Alumine

Lago Alumine

Desde Villa Pehuenia subimos hasta el volcán Batea Mahuida, ubicado muy cerca del pueblo. Es un volcán muy bajo, apagado ya, y con una laguna hermosa en su cráter.

En invierno, este lugar se convierte en un pequeño centro de esquí, que es administrado por una comunidad mapuche. Hasta el cráter se puede llegar con el auto. Luego hay un sendero que rodea todo el cráter, que vale la pena caminar, ya que la vista panorámica desde arriba es muy linda. Se ven los lagos Aluminé y Moquehue, el volcán Lanin y otros volcanes chilenos como el Villarrica.

Cráter del volcán Batea Mahuida

Cráter del volcán Batea Mahuida

Dejando Villa Pehuenia nos fuimos al Lago Ñorquinco. El camino es de ripio, pero transitable sin problemas, y el paisaje el muy lindo también, ya que se mezcla la aridez con los bosques de pehuenes y los colores de las rocas.

Bosque de pehuenes - Circuito Pehuenia

Bosque de pehuenes – Circuito Pehuenia

En Ñorquinco hay varios campings (como pasa en todos los lagos), varios administrados por comunidades mapuches y son agrestes y otros organizados. Acampamos en el Eco-camping (http://www.ecocamping.com.ar/) Ñorquinco, organizado. Este camping tiene ciertas parcelas exclusivas “excavadas” en  la vegetación, o sea que están bien separadas por paredes de vegetación, lo que hace que no se vea ni escuche al vecino. Muy buena idea y muy bien organizado. Cada parcela tiene nombre, e incluso se puede reservar la misma indicando el nombre. La nuestra era “Pancho y Tato”. Cada parcela tiene un espacio para la carpa, mesas con bancos y un fogón. Además lindaba a un pequeño arroyo. De ensueño!! Este camping es altamente recomendable.

Lago Ñorquinco

Lago Ñorquinco

Usando este camping como base hicimos un corto trekking hasta la Cascada Coloco. Se parte de la seccional de guardaparque (PN Lanin) ubicado en el lado Sur de la punta Este del Lago Ñorquinco. Son unas 4 a 5 horas en total (ida y vuelta) por un sendero que bordea el lago Ñorquinco al principio, para luego subir por una suave pendiente hasta la cascada. Mientras el sendero bordea el lago se está bajo un bosque hermoso de enormes coihues. Apenas iniciado el sendero, primero se encuentra con una pequeña cascada, que para los días calurosos es muy refrescante porque la misma golpea en una gran piedra y genera una niebla que te empapa!.

Sendero que bordea el Ñorquinco hacia cascada Coloco

Sendero que bordea el Ñorquinco hacia cascada Coloco

A medida que el sendero se aleja del lago, termina el bosque para ingresar en una hermosa pradera con un mar de flores Amancay y un mar de… TÁBANOS!! Si van en pleno verano, sepan que van a tener que lidiar con este desagradable insectito.

La cascada se ve desde el sendero, algo alejada. No logramos bajar para estar más cerca porque la bajada era muy empinada, así que nos conformamos con verla de lejos.
Este sendero forma parte del conglomerado de senderos de huella andina!

La cascada Coloco

La cascada Coloco

El circuito saliendo desde Villa Pehuenia pasando por los lagos Aluminé, Moquehue, Ñorquincó y Pulmarí para volver al mismo lugar, se denomina Circuito Pehuenia.

 

De Ñorquinco nos cambiamos hacia el lago Tromen. El camino sigue siendo de ripio, pero con más cornisa, donde se alternan valles con ríos caudalosos con paredes de piedra altísimas coronadas por bosquecitos de pehuenes. Cada tanto aparecen asentamientos de comunidades mapuches y ahí el paisaje cambia, dando lugar a cerros reforestados con pinos o álamos y manadas de ovejas y cabras. Al llegar al lago Tromen, acampamos cerca de la seccional de guarda parques, ya que ese era el punto de encuentro con el grupo que contratamos para hacer el ascenso al volcán Lanin, que sería al día siguiente.

Ruta 23 entre Alumine y Tromen

Ruta 23 entre Alumine y Tromen

Ascenso al volcán Lanin:

Como no teníamos mucha experiencia en montaña en ese entonces, decidimos contratar el ascenso a la empresa Lanin Expediciones. Contratamos la opción de 3 días, pero también se puede hacer en 2 días, dependiendo de la condición física de cada uno. El grupo era de 8 personas + 2 guías.

Ascenso Ruta Normal Lanin

Ascenso Ruta Normal Lanin – Info en http://culturademontania.com.ar/

Día 1: iniciamos la caminata a las 10 de la mañana en la seccional de guarda parques. El 1er tramo del sendero es bastante plano y no demanda mucha exigencia.

El 2do tramo es la parte que llaman “espina de pescado”. Nos llevó 1 hora aprox, pero es muy extenuante, ya que el camino se empina y el suelo es puro acarreo. Suele haber viento fuerte en esta parte, según los guías. A nosotros por suerte el viento no nos molestó ese día.

Aquí se ve bien la espina de pescado

Aquí se ve bien la espina de pescado

 

El 3er tramo es lo que llaman “camino de mulas”. Nos llevó unas 3 horas. La pendiente es constante, 30º aprox, haciéndose más abrupto a medida que nos acercamos al refugio. Al final del camino hay que cruzar unos planchones de hielo bastante largos (no apto para personas con vértigo) y se llega al refugio RIM 26, en el cuál pernoctamos.  Aproximadamente el total nos llevó 5 horas.

Día 2: nos levantamos a las 4 de la mañana para iniciar el ascenso a la cumbre. Esta vez las pendientes eran de 45º, por lo tanto si no se está en buenas condiciones y bien descansado, se sugiere no ascender. Nos vestimos y equipamos para arrancar el ascenso por hielo, ya que todo el tramo desde aquí es por este suelo. Ello incluía cubrepantalón y parka impermeable, polainas, guantes, anteojos, botas y grampones de cinta. También la linterna frontal, ya  que cuando comenzamos, aún no había luz natural. Todo estos son elementos imprescindibles para andar sobre hielo.

Avanzamos a paso lento pero constante zigzagueando por la ladera, debido a que la pendiente es bastante pronunciada. El frío nos socava los ánimos, pero seguimos con la cumbre en la mente y ya viendo el crepúsculo, sabemos que pronto el amanecer nos alcanzará con sus primeros rayos de calor.

Cada tanto se hace una parada para reponer los líquidos perdidos (muy importante), comer alguna barrita, sacar una que otra foto y continuar.

Ya con plena luz, podemos disfrutar del regalo de un clima perfecto, un sol sin nubes y sin nada de vientos, con una visibilidad privilegiada de todo su entorno.
No hay mucha conversación, la subida nos acapara toda nuestra energía.

Vista panorámica desde la ladera Volcán Lanin

Vista panorámica desde la ladera Volcán Lanin

Los guías nos llevan a buen ritmo, y pronto ya podemos sentir que la cumbre está cerca y llegamos! La vista es sencillamente Increíble!!! Se ve claramente a el hermoso Volcán Villarrica, el Volcán Llaima en el norte, innumerables lagos y picos menores tanto del lado Argentino como del Chileno. Nos tomó 5:30hs alcanzar la cumbre, con óptimas condiciones climáticas.

Luego de un rato de descanso, varias fotos y disfrute de la vista panorámica, emprendimos el regreso.
A eso de las 1630 hs llegamos al refugio. Muy exhaustos todos.

Día 3: descenso por el mismo camino por el que subimos. Ese día había mucho viento y la verdad me asusté cruzando los planchones de hielo, ya que sopla tan fuerte que perdés el equilibrio. Pero por suerte salió todo bien!!

Pasando por refugio RIM26 nuevo en Lanin

Pasando por refugio RIM26 nuevo en Lanin

Después del ascenso, nos quedamos una noche más acampando en Tromen para recuperarnos. Muy recomendable hacer la caminata que parte desde el camping hasta el Lago Tromen de no más de media hora, por un hermoso techo boscoso, pasando al final del mismo por un sector lleno de flores de Amancay amarillas y naranjas. La playa del lago cuenta con piedra pequeña y arena volcánica negra, las azules aguas del Tromen son agitadas por una suave brisa que genera el oleaje.

Camino al lago Tromen

Camino al lago Tromen

Luego partimos hacia el Lago Quillén, donde acampamos a su orilla en un camping homónimo. La orilla de este azulado lago tiene cobertura de pasto, que se llega a internar al mismo entremezclándose con los juntos de la orilla. Desde Quillén hicimos una caminata hasta el Lago Hui Hui. Desde el camping hasta el inicio del sendero son unos 4 Km aprox. El camino está rodeado por un bosque de coihues. Cada tanto aparece un claro y se puede ver hasta el lago Quillén. Una vez que se llega al inicio del sendero son 2 horas de caminata hasta el lago Hui Hui. Al principio se pasa por un cañaveral de caña colihue y un bosque de Ñires. Cada tanto nos cruzamos con alguna pequeña lagartija tomando sol. También vimos un carpintero gigante de los bosques andino patagónico, en su incesante búsqueda en los troncos por comida. Para cuando se termina el bosque solo queda un gran descampado de pastizal seco y aparecen los TÁBANOS!! El Hui Hui es un lago precioso. Es pequeño, muy tranquilo, y en la desembocadura de un arroyo se pueden ver peces saltando fuera del agua para cazar insectos.

Lago Hui Hui

Lago Hui Hui

Dejando atrás el lago Quillén nos fuimos al Lago Rucachoroi  (en lengua Mapuche: Casa o nido de Loros). Acampamos en un camping organizado por la comunidad mapuche Aigo. Este lago es precioso. Además nos tocó una parcela que da directo a la playa del lago. Un sueño!!

Lago Rucachoroi

Lago Rucachoroi

Luego de 2 semanas recorriendo la zona, volvimos a Buenos Aires.

Consejos:
I) como pueblos más cercanos para reaprovisionarlos de comidas y combustible, contamos con el pueblo de Aluminé, cabecera del departamento de Aluminé y con Villa Pehuenia. Cuentan con panadería, almacenes, banco y estación de servicio.
II) Cuando estés en Villa Pehuenia, no te olvides de probar los alfajores de harina de piñón (semilla del fruto de la Araucaria Araucana – Pehuén!)
III) Si de casualidad llegan a ver en algún poblado que venden “miel de flores azules”, comprenla sin dudar! Fue la más sabrosa y perfumada miel que hemos probado!!

Relato: Karina

Relato: Karina

Fotos: Darío

Fotos: Darío

Comments

comments

Comments are closed.