Bariloche – Trekking al Refugio Jakob y Valle del Casalata

Trekking al Refugio Jakob y Valle del Casalata

Marzo 2016

Para este trekking se necesitan dos días, con pernocte en el refugio Jakob ó acampando al lado del mismo. En Parques Nacionales piden que uno se registre en la web para hacer este trekking. Nosotros lo hicimos y luego nos dimos cuenta que no tenía mucho sentido, ya que al finalizar no hay manera de avisar a nadie que llegamos.

Día 1: Tambo de Baez – refugio Jakob

Al refugio Jakob (también llamado San Martín) se puede llegar desde dos lados: por la picada que viene del Cerro Catedral o iniciando en Tambo de Baez.  Nosotros elegimos empezar en Tambo de Baez. Hasta ese lugar nos tomamos un taxi, ya que nadie nos supo decir si algún colectivo pasaba por esa zona. El viaje desde el centro de Bariloche hasta Tambo de Baez dura unos 30-40 minutos (ojo: no todos los remiseros saben llegar. El que tomamos nosotros no sabía y tuvimos que recurrir a nuestros mapas. Lo mejor es no confiarse si no se quiere perder tiempo). Se sale por la Bustillo en dirección al Llao Llao y al poco tiempo se toma un desvío por la calle 79 (toda de ripio), la cual hay que seguir un rato largo hasta dar con una tranquera (aparece del lado izquierdo) que tiene cartel indicando que es el tambo de Baez.

inicio del sendero en Tambo de Baez

inicio del sendero en Tambo de Baez

Llegamos allá a las 9 de la mañana. Después de pasar la tranquera hay un estacionamiento y un asentamiento, que cuando fuimos nosotros estaba vacío. A partir de ese lugar inicia el sendero hacia refugio Jakob y hacia el Cerro Bella Vista. Nosotros tomamos el desvío de la izquierda, que es el que  va a Jakob.

bifurcación. para ir a Jacob debes tomar por la izquierda.

bifurcación. para ir a Jakob debes tomar por la izquierda.

Al principio el sendero es ancho como para que pase un vehículo y rodea un gran promontorio rocoso que lo teníamos a nuestra izquierda. Luego se estrecha y sigue a modo de senda, acercándose por momentos al arroyo Casa de Piedra, que corre por este valle. Durante las primeras 3 o 4 horas la senda corre en gran parte por bosques achaparrados y laderas con vegetación baja y pastizales. Justo nos tocó un día de mucho sol y mucho calor, el cual se hizo sentir. Se notaba que hacía mucho que no llovía, por lo cual la sequía era total.

hay mucha sequía en esta zona

hay mucha sequía en esta zona

Paramos para almorzar y seguimos. Después de unas 4 horas de marcha empiezan los bosques de coihues, gigantes y hermosos. Y fue un gran alivio ya que el bosque nos protegía del sol y estaba un poco más fresco. Ya en la última hora y media empiezan las subidas cada vez más empinadas.

últimas pendientes del trayecto

últimas pendientes del trayecto

Si llegaste hasta ese lugar con lo justo, te va a costar subir (experiencia propia). El secreto es ir bien despacio, parando cada tanto para tomar agua y darle un respiro a las piernas. El sendero nos llevó en total 7 ½ horas, contando las paradas para almuerzo, para descanso y tiempo para las fotos. O sea nos tomamos bastante tiempo para hacerlo tranquilos y disfrutar del sendero en sí mismo.

laguna y refugio Jacob

laguna y refugio Jakob

El refugio San Martín es bonito y está emplazado al lado de un promontorio rocoso desde el cual se tienen hermosas vistas sobre la laguna Jakob. El área de acampe está al lado pero escondido entre un bosque de ñires. Los baños la verdad que están bastante bien por ser un refugio de montaña.

 

Día 2: Jakob – Los Cesares por Casalata

Nos levantamos temprano porque sabíamos que nos esperaba un día muy largo. Lo que no sabíamos es que el camino sería tan exigente. Lo tiene todo: paso de alta montaña, pendientes pronunciadas, bosques de altura, mallines, cañaverales, vadeos varios, bosque de coihues y pasarelas. Creo que al pensar que es en bajada uno tiende a subestimarlo, pensando que se hace rápido. Nada más lejos de la realidad. Tiene bajadas pronunciadas pero también mucha subida. Varios tramos tienen tocones de caña en el camino y no se puede ir rápido. En varias partes el sendero está invadido por ramas y las mochilas se te enganchan. Al arroyo Casalata se lo vadea varias veces y en algunas es necesario cambiarse de calzado. En varios lados leímos que se demora de 6 a 7 horas. A nosotros nos llevó 10 horas, contando paradas para almorzar, para descanso, y para reparar mis botas que se estaban desarmando.

iniciando el sendero al paso Schweitzer

iniciando el sendero al paso Schweitzer

Para iniciar este sendero se sale del refugio en dirección Noroeste. Enseguida se sale del bosque y se empieza a subir un promontorio rocoso, donde el rumbo se va marcando con pircas. Algunas pircas no se distinguen muy bien, así que hay que ir atento. Al ser este un sendero que se incorpora al corredor “Huella Andina”, también se van a ver pintadas en blanco y celeste, correspondiente al mismo. A los 40-50 minutos del inicio aparece un desvío que lleva a la laguna de los témpanos. Hermoso lugar, solo que en marzo no tiene témpanos. Seguimos camino hacia el paso Schweitzer. Desde Jakob tardamos 1 hora 20 min para alcanzar el paso. El paso es muy amplio y plano, casi como una pradera de altura, y hasta tiene algunos lugares para un acampe de emergencia. Después del paso empieza una bajada muy pronunciada que  hay que hacer con mucho cuidado. Durante esta bajada se va por lechos de arroyos que en marzo estaban secos. Imagino que en época de deshielo debe estar todo mojado y la roca debe estar más resbalosa. Ya desde esta parte se puede ver todo el valle del Casalata en su totalidad y ahí uno empieza a tomar dimensión de lo largo que es.

asi se ve el valle del Casalata desde el paso Schweizer

así se ve el valle del Casalata desde el paso Schweizer

Después de pasar esta bajada abrupta se ingresa en un bosque de ñires y luego de coihues.

el primer bosque que encontramos es de ñires

el primer bosque que encontramos es de ñires

Si bien el sendero corre en su mayor parte paralelo al arroyo, no siempre se tiene acceso al mismo. Hay que cargar agua toda vez que se pueda. A unas 4 horas de marcha encontramos un área dentro del bosque donde se ve que han acampado. No está indicado en ningún mapa, pero debe ser un buen lugar para acampe de emergencia.

área de acampe

área de acampe

Luego de esta parte, el sendero pasaba antiguamente por un mallín grande. Ahora lo han modificado y corre hacia arriba de la ladera para evitar los mallines, por una zona de cañaverales. Aquí se dificulta mucho la marcha por la cantidad de tocones que quedaron en el camino. Algunos hasta de 30 cm de alto, lo que puede ser peligroso en caso de una caída. El sendero está muy bien señalizado en todo el trayecto, pero en la parte del cañaveral está mal mantenido. Ya casi al final del valle salimos del bosque y hay cartelería indicando el acceso al lago Mascardi y hacia la derecha, el acceso a la pasarela sobre el río Manso.

desvíos indicados antes de vadear el arroyo Calvú

desvíos indicados antes de vadear el arroyo Calvú

Desde este punto hasta la pasarela hay un tramo bastante largo donde casi no hay bosque y el calor se puede volver insoportable. Y debido a la sequía el suelo era como arena. Durante este trayecto se vadea el arroyo Calvú e inmediatamente se encuentra un camping agreste. Puede ser una alternativa si se llega con el tiempo o la energía muy justa. Seguimos caminando hasta llegar a la pasarela y cruzar el río Manso.

Apenas se termina la pasarela hay otro camping agreste.

pasarela sobre el río Manso

pasarela sobre el río Manso

camping agreste al lado de la pasarela del río Manso

camping agreste al lado de la pasarela del río Manso

Desde  la pasarela del río Manso hasta la ruta tardamos 40 minutos más. Apenas termina el sendero se sale directamente a la ruta que va hacia Pampa Linda. Sólo hay una seccional de guarda parques (que estaba cerrada porque no había nadie) y el hotel Tronador. Así que esa noche acampamos en un estacionamiento que estaba al lado de guarda parques. Este día fue realmente cansador.

Fin del sendero de Casalata

Fin del sendero de Casalata

En mi opinión este sendero es altamente recomendable. Uno de los mejores que tiene la zona. Sólo hay que entrenarse para aguantar la distancia. Pero no implica ninguna dificultad técnica, más allá de los cuidados que hay que tener al transitar por las pendientes y el bosque. Al finalizarlo creo que la mejor opción es acampar justo después de la pasarela del río Manso. Ese camping se puede usar como base para hacer otras caminatas en la zona como por ejemplo a laguna de los Cesares y a la laguna Calvú. Solo hay que llevar las provisiones para los días requeridos ya que no hay proveeduría donde abastecerse.

Relato: Karina

Fotos: Darío

Comments

comments

Comments are closed.